Historia del Tae Kwon Do

El hombre primitivo, en su lucha por la supervivencia, se vio obligado a desarrollar su talento personal para procurarse alimento y defenderse de sus enemigos, incluidos los animales. Con la llegada de las armas, hizose más liviana la subsistencia; sin embargo, nunca dejaron de promover su desarrollo físico y mental mediante varios juegos que, primordialmente, tenian carácter religíoso.

Aparición de la dinastía Koguryo

Los antepasados del pueblo coreano, posteriores al Neolítico, tenían tales actividades en abundancia. En aquella época, Corea estaba dividida en numerosos estados-tribu con particulares características en cada uno de ellos ;por ejemplo, Yongko en Puyo. Tongmneng en Koguryo; Muchon en Ye y Majan y Kabi en la dinastía Sinla; éstas eran las actividades deportivas en forma de ritos religiosos más conocidas en aquella época.

La larga experiencia de estos hombres, en cuanto a defensa se refiere, les hizo desarrollar efectivamente talentos de ofensa y defensa a imitación de las fieras. Así se originaron las formas primitivas del Taekwon (antiguo nombre del Tae Kwon-Do).

Su origen se remonta a la época Koguryo fundada en el año 37 A. de C. A este periodo pertenecen los murales encontrados en las tumbas reales construidas en este reinado. En ellos se nos muestran una serie de escenas con prácticas de Tae Kwon-Do.

Muyong-Chong y Kakchu-Chong son dos tumbas reales construidas durante el reinado de la dinastía Koguryo; fueron descubiertas por un grupo de arqueólogos japoneses. Ambas tumbas se encontraron en Tngku, distrito de Chian, provincia de Tung-Hua, Manchuria, donde Koguryo tenia su capital.

En el techo de Muyong-Chon hay una pintura en la que aparecen dos hombres de frente practicando Tae Kwon-Do; mientras que en el de Kakchu-Chon practican lucha libre. Referente a ésta, el historiador japonés Tatashi Saito escribió en el «study of culture in ancient Korea»:

Este fresco nos permite suponer dos cosas; una es que la pintura hace resaltar que la persona sepultada en la tumba se ejercitaba en la práctica del Tae Kwon-Do. La otra es que si la gente lo practica con tanto y danza es porque desea consolar al muerto.

La construcción de ambas tumbas se remonta entre el año 3 y el 427 D. de C.; durante este período la provincia de Hwando pertenecía a la capital de Koguryo. Todo esto prueba que dicho estado practicaba el Taekwon.

Hwarang-Do del reino de Sinla

El Tae Kwon-Do fue también practicado durante la dinastía Sinla. Este reino se fundó en la región sudeste de la península de Korea, veinte años antes de la aparición de Koguryo en la parte septentrional. En Kyonchu, capital de Sinla, dos imágenes búdicas están inscritas en la pagoda gigantesca de Keumkang en Sokkuram, pertenecientes al recinto del templo Pulkuk-sa. Dichas imágenes toman posturas de frente.

Sinla disfruta de fama eterna por haber poseído la «Orden de los Caballeros Jóvenes», denominada Hwarang-Do. Estos caballeros eran seleccionados entre los hijos de familias distinguidas" se dedicaban al estudio, a las artes marciales y a la caza, con el propósito de acrecentar tanto sus espíritus como sus cuerpos.

Los Hwarang-Do fueron esenciales en el esfuerzo de Sinla por la unificación peninsular, ya que conquistaron sus dos reinos vecinos, Koguryo y Paekche.

Las más antiguas crónicas coreanas, Samguk-Saghi y Samguk-Yusa narran en varios párrafos que los Hwarang-Do se ejercitaban básicamente en la práctica del Taekwon.

Sobre el Kwonbop chino y el Karate japonés

Algunos creen que el Taekwon procede del Kwonbop chino, una de las artes marciales sobre defensa propia; sin embargo, según las "crónicas chinas, un santo budista llamado Dharma lo inició para enseñar ejercicios físicos a sus discípulos monjes en el templo de Hsiao-lin, distrito de Tungpung, provincia de Honam.

El San Dharma, uno de los más grandes sacerdotes indús, llegó a China en el año 520 D. de C. para pasar nueve años en el templo de Hsiaolin, e introdujo en China aquel nuevo arte de defensa.

Estas crónicas demuestran que el Tae Kwon-Do no posee relación alguna con el Kwonbop, si recordamos que los frescos encontrados en Koguryo están fechados entre el año 3 y el 427 D. de C. Tampoco puede compararse al Karate, ya que las dos teorías existentes sobre el origen de éste, explican que ambos no son homogéneos.

Una narra que un chino llamado Chen Yuan-Pin se naturalizó en Japón, enseñando Kwonbop a los japoneses. Otra cuenta que el Karate es una forma avanzada del Okinawate; y ninguna crónica coreana dice que hubiesen relaciones con isla tan lejana. Sólo una de la dinastía Yi, el último reino de Korea, cuenta que enviados de Okinawa y Ryukyu, venían con frecuencia para ofrecer tributos o parias.

En aquella época (el Tae Kwon-Do se denominaba .Subak») el Subak ganó gran popularidad. Aquí podemos establecer una teoría bastante razonable; que los enviados de Okinawa se mostraron tan interesados por el Subak, que lo presentaron a su pueblo. Esto no carece de fundamento si recordamos que «NUL» (columpio de balancín o tabla de coreano) fue presentado intactamente a los habitantes de Okinawa.

Podemos concluir diciendo que el Karate proviene del Taekwon o Subak. Como vemos, el Tae Kwon-Do, vino manteniendo su constante popularidad a través de las épocas Koguryo, Sinla, Koryo (reino fundado en el 918; tuvo 475 años de existencia), y dinastía Yi.

Subak en el reino de Koryo y dinastía Yi

La crónica de Koryo, cuenta que el Subak fue practicado no sólo para mantener la salud o intensificar las actividades deportivas, sino que se incrementó a un arte marcial de alta calidad.

Narra también como el rey Uichong quedó tan admirado por varias de las técnicas mostradas por Yi Ui-Min, que le promovió inmediatamente a Pyolchang (grado militar que equivale más o menos al de coronel).

Otros ejemplos prueban dicha popularidad:

« El rey presenció el concurso de Subak celebrado en el pabellón de Sang-Chun.»

« El rey honró con su presencia el concurso celebrado en el palacio de Hwa-Bi.»

« El rey vino a Ma-Am para presenciar el concurso de Subak.»

Estas memorias hacen saber que el Subak fue practicado en Koryo, bien organizado y en presencia de espectadores.

Se cree que obtuvo su máxima popularidad durante el reinado de Uichong (11464170). Durante este periodo la dinastía Won se adueñó de China arruinando a la Sung, y el Kwonbop (se había desarrollado en dos sistemas avanzados: Neikya y Weikya) se hizo ampliamente popular entre los chinos.

Esto aclara Que el Tae Kwon-Do es absolutamente original, que su crecimiento ha sido independiente hasta nuestros días y que es un puro deporte coreano que representa el espíritu activo de la raza.

Es importante saber que en la época Yi, se hicieron libros sobre el Subak y el pueblo podía aprenderlo fácilmente; mientras que en Ia de Koryo, estaba limitado a los militares.

La crónica Yi, cuenta que los habitantes de las provincias de Chonla y Chungchong, celebraron conjuntamente un concurso de Subak en la aldea de Cakji, situada en la línea divisoria de ambas.

Por otra parte el rey Chongcho editó «Muye Dobo Tongchi», libro ilustrado sobre artes marciales, en el que se concede máxima importancia al Tae Kwon-Do.

Sin embargo, en el ocaso de esta dinastía, cayó en decadencia perdiendo su verdadero valor, pues reyes y ministros, siempre envueltos en intrigas y luchas de la corte, no podían atender debidamente el normal desarrollo de nuestro deporte nacional. A consecuencia de todo esto, se convirtió en un deporte recreativo para gente baja.

Desarrollo del Tae Kwon-Do a lo largo del siglo

En 1943 el Karate fue introducido en Korea por vez primera, alcanzando popularidad general hasta que Korea se libró de la dominación japonesa en 1945. Después de su emancipación, coreanos interesados en el Tae Kwon-Do trataron de dar vida a este deporte milenario.

Así penetró de nuevo el Tae Kwon-Do en la vida real como único arte coreano de defensa del presente siglo. Finalmente, en 1962 llegó a ser una de las especialidades oficiales de los juegos atléticos nacionales, gracias al constante esfuerzo y entusiasmo de sus interesados.